El viernes pasado fuimos a nuestra primera clase de CrossFit en CrossFit Cimarrón. Todo una experiencia.

Los profes del gimnasio querían que probáramos el entrenamiento por nosotros mismos, y creímos que sería una buena idea para darle cierre al trabajo que hicimos para su web. Siempre intentamos crear un vínculo más allá de lo laboral e integrarnos como un equipo.

Como si fuera poco, el CrossFit  promueve el espíritu de camaradería, el trabajo grupal y la colaboración entre todos. Así que nuestra participación en el BOX era casi inminente.

Allá fuimos. Con dudas pero con mucho entusiasmo. ¡Y lo bien que pasamos!

Circulo (1)

Derribamos, personalmente, el mito que el CrossFit es duro y no todo el mundo puede hacerlo. Nosotros, con poco entrenamiento y hasta una lesión de rodilla, completamos el WOD del día en tiempo y forma. En ningún momento nos sentimos fuera de lugar o incapaces de seguir el ritmo. Nadie lo hubiera permitido tampoco, constantemente se respira un aire de colaboración y ayuda mutua que empuja y alienta a que todos completen el trabajo.

Creemos que estas experiencias enriquecen el resultado final del trabajo y favorecen el entendimiento con el cliente. Se trata de compartir una instancia además de los mails, mensajes y llamadas por teléfono.

Obvio que al otro día nos dolía todo, pero es la sensación del esfuerzo y en el fondo,¡es satisfactorio! Resulta gratificante saber que estás empujando tus límites un poquito más de lo que pensabas, que estas superando tus capacidades y dando lo mejor de ti mismo.

¿Quien iba a decir que teníamos tanto en común con el CrossFit?

Nos fuimos energizados, cansados y contentos. ¡Gracias CrossFit Cimarrón por la invitación!

 

 

 

Abrir chat
1
Hola, cómo estás?
Si querés hacerme una consulta, escribime un mensaje y te contesto a la brevedad.
Powered by